Spanish Catalan English French Portuguese

Conceptos y Recargos Básicos en el Flete Aéreo

Las cotizaciones de transporte aéreo son relativamente simples comparadas con las cotizaciones de transporte marítimo, ya que el flete aéreo se cotiza incluyendo todos los posibles recargos. Incluso los de fuel e IRC (cuyo significado veremos después) se incluyen muchas veces dentro del flete aéreo, ofreciéndose a los clientes un precio all-in.

Así pues, los conceptos que tendríamos en este apartado son básicamente los siguientes:

  • Flete: el flete aéreo se cotiza siempre por kg y se factura por su peso tasable.

Dependiendo del destino o servicio, podemos encontrar tarifas diferentes: GEN, VAL, DG, Priority, etc.

  • Fuel (combustible) o FSC (Fuel Surcharge): el recargo aplicado para corregir las fluctuaciones del precio del combustible.

  • IRC (Insurance Risk Charge): recargo de seguridad que se cobra en el aeropuerto.

Hasta hace muy poco tiempo las líneas aéreas aplicaban el Fuel y el IRC en Europa según el peso bruto, mientras que en otras partes del mundo se ha calculado siempre por el peso tasable. Esta diferencia de criterio ha desaparecido prácticamente, de forma que a día de hoy tanto flete, como IRC y fuel se facturan ya por el peso tasable.

  • Banking charge (quebranto bancario): se aplica un 1% sobre el flete aéreo y todos los recargos cotizados en divisas que no sean euros.

Gastos locales habituales en origen y destino

  • GTC (Ground Terminal Charges): es el recargo que se cobra por el servicio de handling al avión (asistencia en tierra del avión). Este recargo se cobra por el peso bruto.

  • E2/G4: es tasa que grava el tránsito de las mercancías por las instalaciones aeroportuarias, es decir, como la T3 en el caso del transporte marítimo. Este recargo se cobra por el peso bruto.

  • Tasa PNS (Plan Nacional de Seguridad): es la tasa establecida para dar cumplimiento al Plan Nacional de Seguridad de carga Aérea. Según la carga sea conocida o desconocida, se aplicará un importe diferente (de mayor importe en caso de carga desconocida), y siempre sobre el peso bruto.

  • Manipulaciones aeroportuarias: es el recargo que se aplica por la manipulación de la carga en la propia terminal aérea. Este recargo se cobra por el peso bruto.

  • AWB (Air Waybill): el coste por documentación y emisión del Conocimiento de Embarque Aéreo. Se aplica por documento, es decir, por B/L emitido.

  • Despacho de aduanas: el despacho de aduanas se puede ofertar de diferentes maneras. Lo más habitual es por factura comercial, por envío o por AWB. Ello dependerá de la complejidad del embarque: tipo de mercancía, si es exportación o importación, según la cantidad de partidas arancelarias a declarar, si es necesario realizar servicios (inspecciones aduaneras, trámites de sanidad o farmacia, escáner de mercancía…), etc.

  • S.R.C. (Seguro Responsabilidad Civil): repercusión obligatoria del seguro de responsabilidad civil del transitario. Se cotiza por expedición o AWB.

  • Recogida o entrega (transporte terrestre): la recogida o entrega se cotiza normalmente según un escalado por kilos, de acuerdo a su peso tasable, pero cuyo cálculo se realiza teniendo en cuenta la equivalencia propia del transporte terrestre.

  • IMO en transporte terrestre: igual que en las cotizaciones de transporte marítimo, las recogidas o entregas de mercancía peligrosa en los envíos aéreos se incrementa normalmente en un 25% sobre el precio base, por tratarse de mercancía de mayor riesgo.

Fuente: Tibagorup.com

Autora: Blanca Romeu



REGÍSTRESE AHORA! y acceda a más información - Si ya está registrado Click aquí!